Blog

En las grandes ciudades, es impensable un buen inicio del día sin la energía eléctrica, la cual, generalmente, se vuelve un pequeño caos en las casas, por lo que fue indispensable un cambio de paradigma en dicho sector. La reforma energética abre otros caminos de restructuración, generando un cambio estructural que ya existe en otros países, volviéndose más operativo el sector, pues del Estado como proveedor vertical, a uno que permite la introducción de la competitividad en la producción, generación y distribución.

 

La industria eléctrica mexicana tiene un respiro que apunta a un mayor crecimiento económico y tecnológico. Este fenómeno hace que la regulación económica sea indispensable, y considerando la transcendencia del sector y sus gastos de operación e inversión hace necesaria la inversión privada, mecanismos de competencia y regulación basada en costos, calidad y servicio que incentivan la eficiencia en la operación.

 

 

Conoce todas las novedades del sector

Esta web utiliza cookies para obtener datos estadísticos de la navegación de sus usuarios. Si continúas navegando consideramos que aceptas su uso. Más información. Aceptar